• Twitter
  • Facebook
  • Google+
  • Instagram
  • Youtube
Un montón de flores secas
Trajiste un montón de flores secas y las dejaste tiradas al umbral de mi puerta, sin llamar, sin tocar… ni siquiera trataste de asomar tu vista por la mirilla de la puerta. Quizá me hubieras descubierto con los pies tirados en el suelo, a un lado del sillón, y el cuerpo recto, con la vista fija al suelo, fumando, fumando, con el cenicero a un lado, y la música sonando en la sala, sin siquiera percibirla. Solo fumando.

Lanzaste otro día un montón de cartas, un alud de dibujos, un montón de basura que yo no quiero cerca de mi casa, que no quiero en el mismo lugar donde convivo con lo que queda de mis manos llenas de ampollas supurantes y las paredes que oprimen el cerebro todo el día, toda la noche. Caminaste con ese legajo de estupidez inoperante y amputada de motivos cruzando la densidad del smog, llenando de hollín tu olfato, ¿Para que? Lanzaste cuanto papel llevabas, de uno por uno, debajo de mi puerta, y quizá, si hubieras tenido la delicadeza de acercarte un poco, habrías captado el olor a podrido, flotando como fantasma en el apartamento, dando vueltas en espiral alrededor de la lámpara que estaba colgada sobre la mesa y bajando en picada para recordarte de golpe ese olor agrio, amargo (y la imagen de aquellos gusanos blancos convulsionando la carne del gallo viejo que recuerdas de tu infancia).

Me dejaste luego 6 centímetros de tus cabellos, amarrados con un cordón negro, y los dejaste dentro del buzón, dentro de una bolsa de celofán, los lanzaste por la rendija, como si tan solo fueras pasando, y seguiste caminando apresurada como cualquier otro día. Siempre supiste de mi, pero siempre te equivocabas. Quizá si te hubieses detenido un poco y hubieras metido la mano al buzón habrías notado que no estaba vacío, que había papeles en su interior y mucha humedad.

Me dejaste luego un montón de papeles, de hojas, nuevas, los lanzaste de otra vez bajo la puerta, como si dentro estuviera la alcancía de nuestras neurosis, paranoias y esquizofrenias.

Pero lo peor fue al final, cuando dejaste tiradas un montón de tripas y vomito ahí cerca del buzón. Yo ya estaba harto, dejaste cabellos, ojos, piel, labios, piernas, ropa, y un montón de líquido viscoso que si yo hubiera estado ahí, me hubiera costado un trabajo increíble limpiar.

Yo, harto, la pasé encerrado, pensando en el embrollo que podrías haber hecho ahí, fuera o dentro de mi casa, y en porque estaba yo dentro y tu fuera (aunque no de mi casa), cuando las situaciones deberían haber sido diametralmente opuestas por la (in) sanidad de ambos.

Trajiste un montón de flores secas y las dejaste tiradas al umbral de mi puerta, sin llamar, sin tocar… ni siquiera trataste de asomar tu vista por la mirilla de la puerta. Te imaginaste que verías mis pies, ahí, tirados sin consuelo, y todo lleno de humo, y el aroma a muerto, y la humedad acumulada.

No era yo.

Lo siento, pero cuando me sacaron de mi casa para internarme a la fuerza, no tuve tiempo de sacar a tu gato.

0 Libro de visitas.:

Services

Lo que hago


Creación de contenidos

Porque es importante hacer cosas valiosas nos gusta imaginar miles de posibilidades antes de decidirnos por una ejecutar una sola. Let's do it.

Guionismo y copywriting

Hablar cura, pero la comunicación construye. El guionismo es una invitación, colabora en todas las areas y está detrás de toda obra creativa. Sin embargo, el guión solo constituye la mitad del trabajo. Efectividad en la comunicación escrita.

Diseño de estrategias

¿Cómo abordar un mercado lleno de productos audiovisuales para conseguir un efectivo y positivo impacto en el público? Un producto bien diseñado, además de ser bueno, tiene que encontrar a su destinatario ideal. Bueno, busquemos creaer un efecto positivo y perdurable.

Producción

Ya sea si estás organizando un concierto en vivo, un evento cultural, deportivo o si quieres transmitir tu propio programa de radio o tv por internet, hay soluciones en producción en vivo que te pueden ayudar. Cámaras de video, circuito cerrado, pantallas y proyección de contenidos.

Fotografía y Video

Antoine de Saint-Exupéry nos dice en uno de sus libros que lo esencial es invisible a los ojos. Tiene razón: lo esencial, cuando por fin se ha observado, se enciende en el alma como una chispa y sobre el alma se proyecta. Solo hay que saber mirar.

Producción sonora

Todos tenemos un amor en esta vida. Uno grande, que te deja marcado para siempre y que se convierte en paradigma. En este caso: Producción radiofónica, diseño y experimentación sonoras. Y un buen par de audífonos.

Contacto

Dudas. Aclaraciones. Propuestas. Ideas.


Dirección

Coatzintla 1716, C.P. 44960, Guadalajara, México.

Número telefónico

+(52) 33 1184 8318

Website

www.hezkedan.blogspot.com